No hemos de dejar de hacer mención al compañero Antonio Moreno. Quizá este compañero tenga un nombre y un apellido común, lo intentas buscar en Google y te salen muchos, pero si pones Antonio Moreno y caso Aziz, ya te saldrá algo más. Te saldrá la noticia de cómo un compañero del turno, consigue defender a un marroquí Mohamed Aziz y provoca un terremoto jurídico, económico y social de los que poco se recuerdan. la gigantesca hazaña de un humilde abogado lo titulaba el periódico El País un 17 de Marzo de 20tjue13.

El compañero consiguió que desde Europa nos pegaran el toque que, hoy, nos vuelven a dar. En ese día el TJUE dijo que cuando un Banco ejecuta un préstamo hipotecario alegando que el contrato ha sido incumplido por el prestatario el Juez que lo examina, tiene que poder estudiar si existen cláusulas abusivas porque el ciudadano tiene carácter de consumidor y que, por lo tanto, las cláusulas que, de forma más que habitual, las entidades bancarias, redactaban enrevesadamente para que el ciudadano acabara perjudicado, eran nulas y el Juez de instancia tenía la obligación de entrar a desenredar el enredo. De esa manera se empezó a meter mano a las redacciones de las cláusulas de los préstamos que más podían hacer polvo al ciudadano. Y entre ellas estaba la cláusula suelo. Esta cláusula hace que exista un mínimo de interés que el que adquiere el préstamo, está obligado a pagar independientemente de cómo esté el Euribor. El banco vive de los intereses así que, no hay que echarle mucha imaginación.

Gracias a este compañero hoy podemos hablar de la STJUE que ha caído como otra bomba y que vuelve a sonrojar a nuestras señorías del TS que se la cogieron con papel de fumar el día que tuvieron la oportunidad, no ya de hacer justicia, sino de, simplemente, no machacar un principio básico en derecho que es: la seguridad jurídica.

En una Sentencia posterior a la del TJUE de 2013 el TS estableció que el dinero a recuperar por aquel ciudadano al que se le había reconocido la nulidad de una cláusula suelo, tendría como tope mayo de 2013.

La melonada era digna de crucero por los fiordos para refrescar la mente. La nulidad de una cláusula conlleva que se tiene por no puesta, es decir, que nunca ha existido y, por lo tanto, todos los efectos que esa disposición ha venido produciendo, dejan de tener efecto; v.g.: si por esta cláusula suelo en lugar de pagar 100 de cuota he de pagar 200, el banco me ha de devolver esos 100 porque esa cláusula nunca ha existido.

Pero el TS dijo que existe la nulidad semidesnatada o la nulidad “solo la puntita” lo que es una contradicción en si misma y, desde mi punto de vista, una licencia jurídica que jamás debieron cometer, en aras a una seguridad del mercado financiero.

Después de esto, se siguieron presentado demandas de revisión de contratos de préstamos hipotecarios donde, una vez declarada nula la cláusula suelo, al sentenciar sobre los efectos se produjo una alegación consistente en que, ésta jurisprudencia donde la nulidad era parcial, contravenía el derecho comunitario, en concreto la Directiva 93/13 donde se establecen los derechos que asisten al consumidor y, en concreto, las consideraciones relativas a las cláusulas abusivas.

Si algo podemos sacar en claro de esta Sentencia es que es necesario que la cláusula haya sido declarada nula por el tribunal nacional y, una vez esto, aplicar, de forma directa, la Sentencia del TJUE. ¿Y si ya la tengo declarada nula?, pues, dado que podríamos considerar esta Sentencia como un hecho nuevo, se debería o bien revisar las anteriores o bien solicitar mediante otra demanda, la devolución de las cantidades. Este aspecto se tendrá que profundizar asunto a asunto.

Otro tema escabroso será aquél que consiste en aquellas personas que llegaron a un acuerdo con el banco para retirar la cláusula con una indemnización pactada.

Todo ello se irá viendo caso a caso. Lo más importante de ésta Sentencia es que, de nuevo, Europa nos vuelve a modernizar, primero fue el bikini, ahora que la nulidad es nulidad, no una nulidad vuelta y vuelta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies